Pablo Lluis Cuenca, in memoriam

pablo lluis cuenca

Tecleo “Pablo Lluis Cuenca” en el buscador de google, y apenas me sale nada. 3 registros que no reflejan ni la difuminada silueta de lo que Pablo fue para mucha gente, para mí.

Imagino que es lo que pasa cuando se te acaba el tiempo de repente, con todo a medio hacer. Pero la huella dejada es muy profunda, tan imborrable que duele y mucho, después de 7 años.

Pasa el tiempo, pero los mediados de julio me recuerdan mi madurez emocional, descubrir que las desgracias no sólo ocurren en la tele y que el glioblastoma es un enemigo insidioso, letal y no sólo una palabra horrenda del diccionario.

Pasa el tiempo, y la rutina febril en la que nos movemos es un poderoso potenciador del olvido. Por eso querría que cuando alguien se pregunte quien era aquel tipo bonachón y testarudo, encuentre esto, aunque sea un artículo extraño, casi fuera de lugar en un blog de emprendimiento y tecnología.

Pablo no sólo era mi mejor amigo, si no el de varios otros. Es divertido pensar como todos pensábamos que éramos los orgullosos porteadores del estandarte de su amistad incondicional, y qué diablos, ¡lo éramos!.  Algún día querría sentirme mejor amigo de muchos,  merecedor de un honor tan preciado, esquivo.

Pablo tenía la capacidad de hacernos a todos mejores, ni siquiera entiendo cómo lo conseguía. Pero su buen humor, sensibilidad y el modo en que relativizaba las desgracias o los problemas y disfrutaba de las alegrías, era apasionadamente contagioso.

Era capaz de convencerme de la belleza de las melodías apenas audibles de su bajo, eclipsadas por la atronadora verborrea de su grupo inclasificable de death/trash metal, eczema.

O de hacerme ver que el hecho de que el batería del  grupo fuera un Pentium 3, y por tanto escasamente humano, era beneficioso para mantener el ritmo de las canciones, salvo cuando la pantalla azul de la muerte acababa con todo el concierto de un plumazo.

Fue de los pocos que no se sorprendieron cuando dejé Dragados para montar Imaste, y me duele, egoísta,  pensar que se perdió toda la evolución posterior que, seguro, hubiera disfrutado intensamente, como siempre lo disfrutaba todo.

Ingeniero Técnico de Teleco, probó muchos palos antes de decantarse por una prometedora carrera en British Telecom, que pretendía impulsar sacándose la Superior en Alcalá, a trompicones, después del trabajo.

Casado con Paula, su alter ego, estoy convencido de que se hubieran convertido en una familia vibrante, singular e inclasificable. Sin pretenderlo, la cambió incluso más que a todos los demás, simplemente estando, como un pilar hercúleo y perseverante, guardián de lo que está bien y arquitecto de proyectos vitales, fueran estos los que fueran.

El día antes de someterse a  la operación para erradicar el tumor cerebral que le ganó, nos ganó, la partida, la última vez que hablamos, me dijo: “Brother, creo que voy a dejar la superior de teleco, entre el trabajo y todo lo demás, apenas tengo tiempo para estar con Paula, con vosotros.” Y recuerdo que le dije que todo se vería, que lo primero era recuperarse y  después tomar decisiones, hermanito.

Pero lo que pasa es que ese tiempo que Pablo pedía, puede no llegar, nunca. Creí que lo había aprendido, Pablo, pero olvido, sepultado por obligaciones casi siempre adquiridas, artificiales. Olvido, que lo importante es seguir el camino de tus pasiones, es llenar y beber del caudal inagotable del cariño de los tuyos. Más allá de los números de ventas del próximo quarter, sobre todo.

Me encantaría tomarme una cerveza contigo hoy. Contarte que sigo siendo el mismo idiota de siempre, sufrido luchador de mil derrotas, con los mismos miedos e incertidumbres, que por desgracia no me he vuelto más fuerte o sabio con tu ausencia, y que te echo, te echamos, desesperadamente, de menos.

2 pensamientos en “Pablo Lluis Cuenca, in memoriam

  1. Pingback: Los 10 posts menos leídos de emprenderagolpes en 2013 | Emprender a golpes (también vale)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s