FOCO

Termina el año, y mientras me recupero de una operación de apendicitis que se ha complicado más de la cuenta (año de achaques de salud, ha sido este 2013), reflexiono un poco sobre lo que ha sido el año y cuál es mi mayor propósito para 2014.

Y la palabra que me viene a la cabeza es FOCO.

2013 ha sido un año intensísimo, con grandes momentos y nefastas experiencias, con muchos viajes, éxitos y sinsabores, trabajo a destajo y grandes esfuerzos fructíferos y baldíos.

Dice este artículo del New York Times, que la felicidad que sentimos en cada momento viene determinada por los genes, los eventos y los valores. La mitad de nuestra felicidad está, al parecer, marcada por nuestra predisposición genética, lotería en la que no he sido muy agraciado, porque tiendo demasiado a la reflexión crítica y la fijación de expectativas inalcanzables. Vamos, que soy un frustrado crónico.

En el tema de los eventos (un 40% del cocktail de felicidad disponible en cada momento, aunque de duración escasa) en 2013 ha habido de todo. La digestión de la integración con ON24 se me ha hecho un poco bola, pero la experiencia y el aprendizaje han sido muy valiosos. Una gran parte de este aprendizaje han sido técnicas y herramientas, y habilidades para sortear las trampas corporativas, tanto internas como externas.

Por otro lado, en lo personal, mis niñas han sido una fuente inagotable de orgullo, alegrías y privación del sueño. Una enseñanza fundamental para mí ha sido dedicar tiempo a identificar aquello que me hace sentir bien y lo que me hace sentir mal.

Con ello, he definido una hoja de ruta para el año que viene, y que se resume en dejar de dispersar mis intereses y esfuerzos hasta el infinito, para enfocarme y centrarme en la lista de actividades, retos, personas, momentos y sensaciones que me dan paz y satisfacción. Y que se la dan a las personas que me importan. FOCO.

Como dice el artículo, me queda un 10 % de ingredientes de felicidad para marcar la diferencia, ligado a los valores básicos de familia, trabajo, comunidad y espiritualidad.

Familia:

Es el punto sobre el que gravita todo lo que hago, y lo que soy. Así que dejaré de poner excusas artificiales por delante, de utilizar lo urgente como ariete contra lo importante. Las niñas ya se enteran de todo y necesitan mi tiempo para jugar, tanto como yo necesito el suyo. Y la construcción de un proyecto común, con tu pareja, sólo se puede hacer desde las decisiones compartidas, que reflejen los intereses y objetivos de ambos, con la empatía para entender las diferencias del otro. Y aceptarlas.

Trabajo:

Llevo 3 meses descomprimiendo poco a poco y cerrando etapas. A finales de Enero termino mi vinculación laboral con ON24 Inc, a la que tengo mucho que agradecerle, pero abro mi mente a nuevos retos después de 11 años enfocado en IMASTE/ON24/MULTIVENT.

No más eventos virtuales, ferias de empleo o webcasts para mí, para siempre. Lo echaré de menos, pero también necesita oxigenarme de nuevo.

Estas últimas semanas he tenido la fortuna de compartir mis inquietudes con grandes mentores y amigos, y en el proceso ya me han surgido oportunidades para liarme y liarme de nuevo. Pero creo que el proyecto al que me dedique en 2014, será sólo uno, con total dedicación. Los perfeccionistas compulsivos tenemos que evitar atragantarnos con todos los problemas del mundo e intentar resolver uno sólo cada vez. Pero que sea uno importante…

Además, tengo cada vez más claro, que necesito (tanto profesional como familiarmente) pasar una temporada fuera. Ver otro modo de hacer las cosas, y de vivirlas también. Para volver a Madrid con más conocimientos y ganas.

Comunidad:

En 2014 voy a ser más selectivo en mis actividades pro-bono de compartir con la comunidad. Un exceso de cafés con emprendedores, conversaciones, mails, etc, me estaban saturando y haciendo que perdiera tanto efectividad como motivación. Seguiré mentorizando proyectos, pero serán menos, para hacerlo mejor. Y estaré un poco menos accesible, para tener más tiempo para la familia.

Además, no asistiré a eventos de networking en los que mi ausencia no sea notada, y yo mismo organizaré menos eventos. Creo que prefiero dedicar tiempo a charlar más pausada y profundamente con los amigos, a conocer a más y más gente nueva para tener conversaciones superficiales.

Eso sí, el fortalecimiento del ecosistema emprendedor de Madrid, me parece tan importante, que ya se ha convertido en uno de los motores de mi vida. Así que Chamberí Valley seguirá ocupando mi agenda ;).

Espiritualidad:

Esta parte siempre me ha costado más. Tengo una mentalidad excesivamente ingenieril y necesito encontrar el sentido a todas las cosas. Pero creo que mi objetivo para 2014 es entender que no hay méritos ni culpas. Que humildemente, tengo la enorme fortuna de estar aquí y ahora, con mis capacidades y mis debilidades, pero en una posición privilegiada e inmejorable para ser terriblemente feliz. Y para hacer cosas que transciendan lo inmediato, tanto a nivel creativo como ayudando a los demás, desde el círculo más cercano hasta donde me abarque la vida.

Espero que todos seáis muy felices en 2014!.

Chamberi Valley e Imaste en los medios, entrevista y reportaje en GQ

La semana pasada, la revista GQ publicó un reportaje de Verónica Zumalacárregui sobre Chamberí Valley, en el que tuve el honor de participar.  Creo que Arrola, Arredondo, Julio y María salen mucho mejor en las fotos del reportaje (ver aquí) que nosotros, aunque quizá captura un poco el espiritu de lo que ha sido nuestra relación como socios :).

Verónica explica nuestros comienzos en IMASTE, antes del boom emprendedor, sin financiación y sin sueldo durante dos años, y las vueltas que dimos al modelo de negocio para adaptarnos al mercado. Como menciona, “el hambre agudiza el ingenio”.

Se agradece que los medios españoles ayuden a crear roles emprendedores más cercanos que los Zuckerberg de turno, y que se demuestre que con suerte y trabajo, es posible crear empresas de éxito desde Chamberí.

miguel arias chamberi valley

Foto by Alfredo Arias @GQ

Las 20 internet startups más sexys de España en 2013. Spain Startup & Investor Summit

La semana pasada participé en la reunión del Comité Rector del Spain Startup & Investor Summit. Se trata de un eventazo que organizan por segundo año consecutivo María Benjumea y Juanjo Güemes con sus respectivos equipos de Infoempleo y el IE Business School, con el objetivo de convertirse en el evento referente y punto de encuentro entre startups e inversores de todo el sur de Europa.

La verdad es que el panel de ponentes que se está elaborando es impresionante, con Yossi Vardi, Ali Partovi, cracks nacionales y políticos como Neelie Kroes o Luis de Guindos, entre otros. Y es cierto, que un evento de referencia ayudará a posicionar las startups españolas y nuestro ecosistema como un lugar donde es posible encontrar talento emprendedor con costes de establecimiento y operación razonables, realizar inversiones rentables con exits a la vista y retroalimentar todo el proceso. Y encima viviendo bien.

Y aunque soy muy crítico con la labor de este gobierno en el apoyo a los emprendedores (o la falta del mismo) y con la ley de emprendedores, sí que es cierto que desde el ICO, ENISA, etc se están llevando a cabo iniciativas de co-inversión y movilización de financiación que nos pueden dar una ventaja competitiva como hub de emprendimiento, frente a otros destinos europeos. Si es que sabemos aprovecharlo.

Eso sí, detecté una curiosa tendencia en la reunión del comité (con lo más granado de la fauna inversora patria) en indicar que “aquí lo que falta no es inversión, si no equipos potentes y ambiciosos”. Estoy de acuerdo en que la situación de inversión en fase semilla ha mejorado sustancialmente en España en los últimos años, y ahora es razonablemente factible encontrar incubadoras, inversores privados o préstamos participativos por cantidades de 50.000 a 100.000 euros para comenzar un proyecto.

Pero creo que siguen faltando (a pesar de los fondos amérigo, de la llegada de Seaya, del dinero del gobierno…) más actores y sobre todo, internacionales, en el tramo de inversión de 1 a 3 millones de euros. Pero la tónica del encuentro era que, en ese tramo, lo que faltan en España son startups consolidadas, con ambición y talento. Así que recojo el guante lanzado y pido vuestra ayuda para detectar al menos 10 (y si son 20 mejor) startups españolas con suficiente recorrido y presencia internacional como para ser el reflejo de nuestra cara más sexy en esa fase de expansión (post-semilla).

Con todos ustedes, el top 10 12 14 15 16 20 de startups más calientes del panorama español (IMHO). Se aceptan comentarios, inclusiones, rechazos, alusiones y sugerencias!.

Sin orden de preferencia, eso sí 🙂

Marfeel

marfeel

Ticketea

ticketea

Socialpoint

socialpoint

Vizzuality

vizzuality

Ticketbis

ticketbis

ReviewPro

reviewpro

Ludei

ludei

Traity

traity

erepublik

erepublik

kantox

kantox

The mad video

themadvideo

chicisimo (updated)

chicisimo

ducksboard (updated)

ducksboard

tyba (updated)

saluspot (updated)

saluspot

alienvault (updated)

alienvault

alto social analytics (updated)

alto social analytics

akamon (updated)

akamon

peertransfer (updated)

peertransfer

zyncro (updated)

zyncro

*No incluyo empresas más consolidadas y con otro tipo de recorrido como Gowex, Idealista, Tuenti, eDreams, Atrapalo, Groupalia, coches.com, entradas.com…

** No incluyo empresas vendidas o parte de otros grupos como Bebanjo, Imaste, Toprural, Sindelantal, Wuaki, Buyvip …

Pablo Lluis Cuenca, in memoriam

pablo lluis cuenca

Tecleo “Pablo Lluis Cuenca” en el buscador de google, y apenas me sale nada. 3 registros que no reflejan ni la difuminada silueta de lo que Pablo fue para mucha gente, para mí.

Imagino que es lo que pasa cuando se te acaba el tiempo de repente, con todo a medio hacer. Pero la huella dejada es muy profunda, tan imborrable que duele y mucho, después de 7 años.

Pasa el tiempo, pero los mediados de julio me recuerdan mi madurez emocional, descubrir que las desgracias no sólo ocurren en la tele y que el glioblastoma es un enemigo insidioso, letal y no sólo una palabra horrenda del diccionario.

Pasa el tiempo, y la rutina febril en la que nos movemos es un poderoso potenciador del olvido. Por eso querría que cuando alguien se pregunte quien era aquel tipo bonachón y testarudo, encuentre esto, aunque sea un artículo extraño, casi fuera de lugar en un blog de emprendimiento y tecnología.

Pablo no sólo era mi mejor amigo, si no el de varios otros. Es divertido pensar como todos pensábamos que éramos los orgullosos porteadores del estandarte de su amistad incondicional, y qué diablos, ¡lo éramos!.  Algún día querría sentirme mejor amigo de muchos,  merecedor de un honor tan preciado, esquivo.

Pablo tenía la capacidad de hacernos a todos mejores, ni siquiera entiendo cómo lo conseguía. Pero su buen humor, sensibilidad y el modo en que relativizaba las desgracias o los problemas y disfrutaba de las alegrías, era apasionadamente contagioso.

Era capaz de convencerme de la belleza de las melodías apenas audibles de su bajo, eclipsadas por la atronadora verborrea de su grupo inclasificable de death/trash metal, eczema.

O de hacerme ver que el hecho de que el batería del  grupo fuera un Pentium 3, y por tanto escasamente humano, era beneficioso para mantener el ritmo de las canciones, salvo cuando la pantalla azul de la muerte acababa con todo el concierto de un plumazo.

Fue de los pocos que no se sorprendieron cuando dejé Dragados para montar Imaste, y me duele, egoísta,  pensar que se perdió toda la evolución posterior que, seguro, hubiera disfrutado intensamente, como siempre lo disfrutaba todo.

Ingeniero Técnico de Teleco, probó muchos palos antes de decantarse por una prometedora carrera en British Telecom, que pretendía impulsar sacándose la Superior en Alcalá, a trompicones, después del trabajo.

Casado con Paula, su alter ego, estoy convencido de que se hubieran convertido en una familia vibrante, singular e inclasificable. Sin pretenderlo, la cambió incluso más que a todos los demás, simplemente estando, como un pilar hercúleo y perseverante, guardián de lo que está bien y arquitecto de proyectos vitales, fueran estos los que fueran.

El día antes de someterse a  la operación para erradicar el tumor cerebral que le ganó, nos ganó, la partida, la última vez que hablamos, me dijo: “Brother, creo que voy a dejar la superior de teleco, entre el trabajo y todo lo demás, apenas tengo tiempo para estar con Paula, con vosotros.” Y recuerdo que le dije que todo se vería, que lo primero era recuperarse y  después tomar decisiones, hermanito.

Pero lo que pasa es que ese tiempo que Pablo pedía, puede no llegar, nunca. Creí que lo había aprendido, Pablo, pero olvido, sepultado por obligaciones casi siempre adquiridas, artificiales. Olvido, que lo importante es seguir el camino de tus pasiones, es llenar y beber del caudal inagotable del cariño de los tuyos. Más allá de los números de ventas del próximo quarter, sobre todo.

Me encantaría tomarme una cerveza contigo hoy. Contarte que sigo siendo el mismo idiota de siempre, sufrido luchador de mil derrotas, con los mismos miedos e incertidumbres, que por desgracia no me he vuelto más fuerte o sabio con tu ausencia, y que te echo, te echamos, desesperadamente, de menos.

Nueva inversión, entro en Reclamador.es

reclamador.es

Aunque este año me estoy tomando con calma la evaluación e inversión en otros proyectos, ya que la integración con ON24 Inc ocupa mi cabeza por completo, no he podido resistirme a invertir en Reclamador.es, la web de las reclamaciones colectivas.

Me resultó muy atractiva desde el primer momento la intención de reclamador.es de cubrir el gap existente en las reclamaciones a aerolíneas por retrasos, overbooking, cancelaciones o problemas con equipaje, sobre todo después de sufrir personalmente el despropósito de Air Madrid con un viaje Santa Cruz de Tenerife-Madrid que duró la friolera de 33 horas.

Uno de mis criterios fundamentales para invertir en un proyecto, es el emprendedor, y  Pablo Rabanal, me parece un auténtico crack, con un empuje y una visión de negocio rompedoras.

Reclamador.es es una de las startups ganadoras de la última edición del campus Seedrocket Madrid, donde soy mentor. Así que, como en mis anteriores inversiones, me sirve de aprendizaje e inspiración, poder co-invertir con gurús como François Derbaix, Yago Arbeloa, Carlos Blanco…Esta vez, incluso he convencido a mi socio Miguel Fernández Lapique, para que se sume al mundillo del Business Angel patrio :).

La ronda tiene un importe total de 100 mil euros, pero creo que los mentores podemos aportar mucha más cosas además de la financiación: visión del mercado, estrategia de marketing, contacto con inversores, partners o clientes y sobre todo, sentido común.

Tengo muchas ganas de ver cómo evoluciona el proyecto, que ya tiene cientos de usuarios y una tasa de éxito del ¡100 % en casos ganados!. Y con el potencial de extender el modelo desde las aerolíneas a muchos otros sectores donde las quejas de los consumidores son generalizadas.

Así que, un poco de publicidad ahora, si tu vuelo ha sufrido un retraso de más de 3 horas, si tu vuelo ha sido cancelado, si te ha afectado un overbooking o si te han perdido o dañado una maleta, no olvides delegar tu reclamación en Reclamador.

Tienes hasta 2 años para reclamar. Y los que hemos reclamado a través de AENA o a titulo personal , sabemos que las aerolíneas sólo te dan largas, si es que te contestan. En cambio, al poner la reclamación en manos de profesionales, sabes que el proceso se llevará a cabo hasta el final, y sólo pagas en caso de éxito (un 30 % de la indemnización conseguida).

¡¡Que tiemblen las aerolíneas poco cumplidoras!!!!

Más info sobre Reclamador en su blog,Twitter, Facebook, Linkedin y Youtube

Noticias relacionadas: